10 marzo 2022 – 20:00 CET | Concierto VII

Georg Friedrich HAAS (Graz, 1953)
Premio de la Música de la Ciudad de Viena (2012) / Premio de la Música de Salzburgo (2013) / Gran Premio Estatal Austriaco (2007)

Saxophone Quartet (2014)

Presentación a cargo de Georg Friedrich Haas y Ángel Soria (solista SIGMA Project)

Concierto: Saxophone Quartet (2014)

Conversación entre Ismael G. Cabral e Irvine Arditti

Tip musicalEl corredor de fondoÁngel Soria (solista SIGMA Project)


Saxophone Quartet (2014) para cuarteto de saxofones
Obra encargo: KölnMusik GMBH & European Concert Hall Organisation (ECHO) 
Estreno Mundial: 26/IV/2014, Philarmonie Köln (SIGNUM sax quartet)

Vous avez dit spectral ?” encabeza uno de los más célebres artículos del compositor Gérard Grisey, padre fundacional, ex-aequo con Tristan Murail, de lo que se entiende genéricamente por música espectral. En efecto, el compositor francés no estaba muy de acuerdo con la etiqueta acuñada por su colega Hugues Dufourt; menos aún lo está el autor de este concierto, el austríaco Georg Friedrich Haas. El propio compositor ha afirmado a este respecto, en una entrevista concedida a Same Rising, que no se considera un compositor espectral, dado que aunque “usa algunos acordes que tienen relación con la serie armónica […] nunca ha hecho análisis espectrales”. De hecho, el empleo de una armonización que puede recordar a la síntesis aditiva se encuentra prácticamente relegada a la sección terminal del cuarteto.

A cambio, a lo largo de la obra Haas explora, como es habitual en todo su catálogo, las fricciones entre armonizaciones surgidas de distintos temperamentos que entran en colisión. El oyente se confrontará por tanto, más allá de los connotados acordes de armonía-timbre espectrales, a realizaciones armónicas que superponen quintas y tritonos –sin duda deudoras de la tradición atonal vienesa– o a sutiles desviaciones micro-interválicas, dentro del rango de los doceavos de tono, que dialogan con la concepción teórica de Ivan Wyschnegradsky, como bien ha analizado Robert Hasegawa –compositor y profesor de la Universidad de McGill– en un reciente artículo para la Music Theory Spectrum.

Un aspecto característico del cuarteto de Haas es su enorme austeridad rítmica en cuanto a patrones rítmicos se refiere. La práctica totalidad de la obra, a excepción de su sección final, está construida mediante un flujo continuo de semicorcheas picadas, en las que la perforación de las distintas líneas instrumentales por medio de silencio grada la densidad y el balance sonoro de los cuatro intérpretes. Esta sencillez –que erróneamente podría confundirse con una cierta actitud minimalista– tiene unas funciones expresivas muy particulares. El compositor austriaco las explica mediante una pragmática analogía con las artes visuales: “El desarrollo musical relevante no se produce en las percepciones inmediatas de las pulsaciones, sino en los cambios de estado de estas pulsaciones a lo largo de todo los procesos: al igual que en las pinturas de Roy Lichtenstein, donde las imágenes se crean por las figuras creadas mediante puntos, y no por la forma y color de esos puntos en su individualidad”.

José Luis Besada (musicólogo)

+ info: Georg_Friedrich_Haas

Siguiente concierto: Raphaël Cendo